10 Cosas que los bancos no quieren que tú sepas

¿Quieres mejorar tus finanzas personales?¿Quieres administrar mejor tus ingresos, aumentar la cantidad de dinero que ahorras e inviertes y reducir tus deudas?

Actualmente contamos con muchas herramientas, recursos e información para mejorar nuestra economía personal. No obstante, entre tantos datos y opciones, terminamos dando por sentado pequeños detalles que, a largo plazo, afectan nuestros ingresos.

Este es el caso particular de los bancos, los cuales nos ofrecen excelentes herramientas y recursos, siempre y cuando sepamos cómo utilizarlos a nuestro favor.

Específicamente estamos hablando de las tarjetas de crédito, los créditos, avances bancarios, seguros, entre otros.

Cuando estos recursos son mal utilizados se convierten en una fuente de estrés, cobros innecesarios, deudas acumuladas y una mala administración del dinero.

A continuación te dejo 10 cosas que los bancos no quieren que sepas, y que una vez implementados, te permitirán dar un paso adicional en la maestría de tus finanzas.

1. Tu capacidad de endeudamiento es importante:

Tal y como lo dice su nombre, esto se refiere a la capacidad que tienes, según unos indicadores, para adquirir una deuda y responder por ella.

En otras palabras, esto le dice a tu banco (y a todo el sistema financiero) qué tan confiable eres para pagar una compromiso. Así que es importante que sea buena.

¿Alguna vez te has preguntado qué factores afectan o influyen en tu capacidad de endeudamiento? Además de tus ingresos, los créditos actuales que tienes influyen en tu capacidad; tales como un crédito hipotecario, de estudio, vehicular, tarjetas de crédito, entre otros.

No obstante, hay otro factor muy importante allí que la gente no tiene en cuenta y que afecta este indicador.

Este es el tu cupo en tarjetas de crédito; no importa que no estés usándolas, entre mayor sea el número de tarjetas que tienes y su dinero disponible, menor será tu capacidad de endeudamiento.

Así las tengas guardadas en casa y nunca las hayas utilizado, estás afectan tu capacidad de responder por un crédito.

Así que la próxima vez que te ofrezcan una tarjeta nueva, porque viene con ofertas increíbles, piensa un poco más tu decisión.

2. No necesitas varias tarjetas de crédito

como salir de deudas tarjetas de credito

Tal y como acabo de mencionar, cada nueva tarjeta de crédito afecta tu capacidad de endeudamiento, además de los costos adicionales que implica cada plástico nuevo.

Entre más tarjetas de crédito tengas más cuotas de manejo tendrás que pagar, más tentaciones tendrás a la hora de realizar compras innecesarias y finalmente se te hará más difícil tener un control sobre tus finanzas y gastos.

¿Sabes cuál es el verdadero valor de tener una tarjeta de crédito? En lo personal creo que hay cinco variables importantes para destacar.

Uso en caso de emergencia:

Si no tienes un fondo de emergencia (el cual deberías de tener), las tarjetas de crédito pueden ayudarte en situaciones difíciles e inesperadas. En este caso no aplica para descuentos, promociones o cualquier otra excusa que se te ocurra.

Acumulación de millas o puntos:

A través de los sistema de compensación y retención de clientes, las millas que acumulas con tu tarjeta de crédito te permiten viajar de forma gratuita, puedes redimir en ciertos servicios y acceder a descuentos puntuales programados.

Capacidad de endeudamiento:

Cuando administras de forma correcta una tarjeta de crédito, pagas a tiempo y no te sobreendeudas, estos plásticos mejoran tu capacidad de endeudamiento y le demuestran al sistema financiero que cumples con tus compromisos.

Seguros que ofrece:

Aunque es algo que damos por sentado, o ni siquiera sabemos, estos plásticos nos ofrecen una buena gama de seguros que nos protegen tanto internacional como localmente. Averigua a cuáles beneficios tienes acceso.

Diferir un pago de forma gratuita:

Convierte en una regla de oro de tus finanzas personales que toda compra que realices con tu tarjeta de crédito se pague en la primera cuota. De esta manera acumularás millas, accederás a los seguros, tendrás un mes para pagar tu tarjeta y no pagarás intereses.

Una vez tienes claro estas cinco puntos y cómo sacarles provecho entiendes que no hay necesidad de tener varios plásticos, y podrás sacarle el máximo provecho a una sola.

3. Utiliza tu tarjeta de crédito según la fecha de corte

tarjetas de credito rica mente

Los bancos manejan dos fechas importantes referentes a tus plásticos: la fecha de pago y la fecha de corte. Entender cómo funcionan estas dos fechas te dará una gran ventaja frente a tus finanzas.

Estas son el tipo de acciones inmediatas que te permitirán mejorar tus finanzas personales. Así que a continuación te explico qué son, cómo se diferencian y más importante aun, cómo sacarles provecho.

Fecha de pago:

Como su nombre lo indica, es el plazo máximo para pagar lo que debes en el corte de tu tarjeta de crédito. Recuerda que existen varios tipos de pagos que puedes hacer en esta fecha:

  • El monto total de la deuda
  • El pago mínimo de la deuda
  • Un pago aleatorio que tú decidas.

Fecha de corte:

Esta es la fecha importante que debes tener presente cada vez que utilices tu tarjeta de crédito. Básicamente todas las compras que realices luego de la fecha de corte no serán pagadas en la próxima fecha de pago, sino en la siguiente. Te pongo un ejemplo:

Asumamos que estamos en enero, tu fecha de corte son los días 15, y tu fecha de pago es el 2 de cada mes. Todas las compras que realices desde el 16 de enero en adelante no las tendrás que pagar el 2 de febrero, sino el 2 de marzo.

Así que tienes más de un mes para pagar tus compras (en una sola cuota idealmente).

4. Hay opciones sin cuota de manejo

Uno de los costos asociados a las tarjetas de crédito son las cuotas de manejo. Incluso, dependiendo de la franquicia que tengas, estos costos pueden ser elevados cada mes y representar gastos innecesarios que puedes evitar para mejorar tus finanzas personales.

Los bancos suelen ser discretos frente a esta cuota, y al comienzo, suelen regalarte algunos meses de gracia sin pagarla. No obstante, una vez se vence este plazo, comienzan a cobrarte la cuota de manejo.

¿La solución? Puedes llamar al banco y pedir una extensión de este plazo de gracia, o lo mejor, es buscar nuevas alternativas en otros bancos o instituciones que ofrecen tarjetas de crédito sin cuota de manejo.

5. Todo a una cuota, sin importar tus pretextos:

uso correcto tarjeta de creditoAlgunos bancos tienen tasas de intereses más altas que otros, al igual que hay ciertos establecimientos de comercio o empresas que te ofrecen sus tarjetas de crédito bajo el pretexto de obtener descuentos o promociones únicas.

Entre los criterios que debes tener presente al momento de elegir una tarjeta de crédito debe ser la tasa de interés que vas a pagar, al igual que las comisiones, cuotas de manejo, la flexibilidad para realizar abonos extras y su sistema de recompensas (puntos y millas).

Ahora bien, todo esto es importante e influye en tus finanzas, no obstante lo más importante y la regla de oro de finanzas que debes seguir siempre es que todas las compras se pagan en una sola cuota.

Tu criterio frente a las tarjetas de crédito no debe ser una extensión de tu presupuesto, sino como un mecanismo para beneficiarte utilizando el dinero que ya tienes.

Cuando utilizas estos plásticos porque no tienes el dinero y asumes que luego lo resolverás, terminarás pagando varias veces lo que compraste, pagando intereses (los más caros del sistema financiero) y caerás en un círculo vicioso lleno de dudas, cuotas por pagar y sin poder ahorrar dinero.

6. Extender tus plazos de pago

No sé si te ha ocurrido, pero algunas veces los bancos llaman a ofrecerte un «alivio financiero» permitiéndote extender el plazo de pago de tu tarjetas o créditos.

La cuestión es la siguiente: A mayor plazo de tiempo, mayores serán tus intereses. Lo que más le interesa al banco es que te quedes pagando tus cuotas por un largo periodo de tiempo, pues así se aseguran de percibir mayores ingresos por concepto de intereses.

Así que eso que te ofrecen como un alivio financiero, pues estarás pagando un valor menor de tu cuota en un mayor plazo de tiempo, realmente es una estrategia más para que sigas pagando intereses.

Al final, terminarás pagando tres o cuatro veces el valor de tu compra inicial.

Más bien enfócate en hacer la mayor cantidad de abonos extras a capital que sea posible, de esta manera se reducirá el valor del crédito y los intereses serán menores.

7. Unificar deudas

Como salir de deudas rapido

Independientemente del tipo de deudas que tengas; bien sean créditos personales o préstamos para tu negocio, es importante darle un orden a tus compromisos financieros para que sean más fáciles de pagar.

Si en tu caso tienes varias deudas, es posible que tengas varias tasas de interés, diferentes plazos de pago y peor aun, tener que realizar dichos pagos en diferentes instituciones bancarias.

La propuesta para solucionar esto es unificar tus deudas, esto se conoce como compra de cartera y aplica para diferentes tipos de créditos: tales como créditos de consumo, tarjetas de crédito, créditos vehiculares y hasta hipotecarios.

Y lo mejor de todo es que, al hacer este proceso, sueles obtener un mejor plazo para pagar tus deudas, obtienes una mejor tasa de interés y te puedes enfocar únicamente en una deuda.

8. Abonos extras a tus deudas

como salir de deudas automatizando los pagos

Es posible que estés pensando, ¿lo bancos no quieren que sepa esta información obvia? Si bien es verdad que cualquier puede hacer abonos extras a sus deudas para pagarlas de forma más rápida, hay una arista que debes saber en este punto.

Por lo general cuando haces un abono extra este va dirigido a reducir el plazo del crédito, lo cual hace que sigas pagando el mismo valor de tu cuota.

Si estás interesado en reducir el valor de tu cuota mensual, sin modificar el plazo de la cuota, tienes que llamar al banco solicitando que tu abono extra a capital se haga efectivo en el valor mensual y no en el tiempo.

Es posible que esta decisión, a largo plazo, no sea recomendable financieramente. Sin embargo, lo que esto sí te permite es mejorar y quitarle presión a tu flujo de caja mensual.

9. Las comisiones bancarias a largo plazo sí afectan tu riqueza:

tarjetas de credito sin cuota de manejo

Uno de mis conceptos favoritos en el mundo de las finanzas, y en la vida en general, es la magia del interés compuesto.

Este concepto te puede acercar rápidamente a tus objetivos financieros, pero también está en la capacidad de alejarte sino sabes cómo funciona.

Antes de tomar cualquier decisión de inversión, deberás conocer cuáles son los costos asociados a la inversión de tu dinero.

Tal y como explica Tony Robbins en su libro Dinero: domina el juego, las comisiones bancarias, esas que parecen insignificantes (1%, 2% o 3% anuales) terminan afectando gravemente tus finanzas.

Así que es importante que entiendas que, a largo plazo, esas comisiones insignificantes terminan convirtiéndose en la razón por la cual no alcanzas tu independencia financiera.

10. Endosar los seguros de tus deudas

¿Alguna vez has revisado un extracto bancario de tus créditos? ¿Eres consciente de lo que estás pagando y cuáles son los componentes de la cuota que pagas cada mes?

Esta se compone de tres conceptos:

  • Abono al capital
  • Intereses del periodo
  • Seguros

Este último ítem representa lo que debes pagar al banco para que, en caso tal de que ocurra algo contigo, esta deuda se salde.

Dependiendo del crédito que tengas los seguros varían. Por ejemplo; si tienes un crédito hipotecario tendrás que pagar un seguro contra incendio y terremoto, y un seguro de vida; en el caso de un crédito vehicular, un seguro para tu carro y otro para ti; entre otros.

Ahora bien, ¿alguna vez has revisado lo que pagas en la administración de tu edificio o tu casa? Dentro de la administración estás pagando un seguro contra incendios y terremotos.

Tal y como ves, lo estás pagando dos veces. Así que este seguro puede ser endosado y ahorrarte ese valor del seguro que pagas cada mes al banco.

Una de las decisiones inteligentes con tu dinero que puedes tomar es averiguar con tu banco cómo endosar este seguro.

Hazte responsable de tu economía personal

Como pudiste ver en este artículo se pueden aplicar ciertos trucos o estrategias para sacarle el máximo provecho a las herramientas que nos ofrece el sistema financiero.

Para lograrlo, debemos entender cómo funcionan estas herramientas y cómo puedes beneficiarte de ellas.

Con seguridad que, luego de leer este artículo, tendrás una visión un poco más completa frente a tus finanzas personales.

Para terminar, cuéntanos qué otras cosas conoces que los bancos no quieren que sepamos. Déjanos tus ideas en los comentarios.