12 Señales claras de que tendrás bastante dinero en el futuro

¿Quieres tener dinero en tu vida? Todos queremos mejorar nuestras finanzas personales, disfrutar de la libertad financiera y tener señales claras de que nuestro futuro estará garantizado.

Sin embargo, para que esto ocurra, debemos preguntarnos qué estamos haciendo hoy para lograr ese futuro soñado.

Tu libertad financiera no se construye en el futuro, se edifica hoy con tus ideas, decisiones y acciones.

Así que, si quieres un futuro abundante es importante que revises cómo te relacionas con el dinero, qué decisiones estás tomando y qué tanto inviertes en tu inteligencia financiera.

A continuación, te comparto algunas señales claras de que vas por buen camino y que en un futuro cercano, tendrás bastante dinero.

1. Te gusta ahorrar un porcentaje de tu dinero

Si ahorras dinero, y entiendes la importancia de separar un porcentaje de tus ingresos para invertirlos en tu «yo futuro», con seguridad que tendrás dinero en el futuro.

El concepto de ahorrar un porcentaje de tus ingresos es el primer paso que se requiere para construir unas finanzas personales sólidas.

Entonces, más allá de qué porcentaje de tus ingresos ahorres, el solo hecho de hacerlo y tener ese hábito financiero te dará el capital suficiente para aprovechar oportunidades de inversión.

Comienza con el 5% o el 10%, acostúmbrate a vivir por debajo de tus ingresos, y separa ese dinero para futuras inversiones.

2. Tu estilo de vida está por debajo de tus ingresos

Dicho de otra manera, vives por debajo de tus ingresos. No necesitas todos tus ingresos para sostener la calidad de vida que llevas.

Cuando construyes un estilo de vida por debajo de tus ingresos, no solo tendrás dinero para ahorrar e invertir en el futuro, también tendrás la tranquilidad para asumir riesgos, para explorar nuevas ideas de negocio, y vivir de forma más tranquila.

¿Cómo saber si vives por debajo de tus ingresos? Para esto puedes revisar qué tanto utilizas tus tarjetas de crédito, piensa en cuántas decisiones de compra tomas pensando en tus siguientes ingresos y no tus actuales, o qué tanto te importa la imagen que los demás tienen de tu calidad de vida.

3. No te interesa aparentar lo que no tienes

Las personas verdaderamente millonarias no se desgastan tratando de mostrar cuánto dinero tienen en sus cuentas bancarias, y esto es una señal clara de tener dinero en el futuro.

Entonces, si entre tus planes tienes convertirte en millonario, la invitación es que dejes de aparentar lo que no tienes y comiences a invertir este dinero en las habilidades, conocimientos y conexiones que te abrirán nuevas puertas.

La gran mayoría de personas cuando comienzan a ganar dinero, o aumentan sus ingresos, lo primero que hacen es encarecer su estilo de vida. En lugar de tomar estos excedentes y ponerlos en un fondo destinado a nuevas inversiones u oportunidades de negocio.

4. El dinero es importante para ti

Si piensas que el dinero es la razón por la cual existen los problemas en el mundo, difícilmente lo obtendrás en un futuro. La forma como te relaciones con este recurso, definirá si lo atraes o lo repeles en tu vida.

Es dinero es importante, y soy un convencido de esto. Sin embargo, debes de entender dos cosas: Lo primero es que este más allá de ser un fin, es un medio, y segundo, que el dinero simplemente amplifica lo que hay dentro de las personas.

Si eres abundante, el dinero te permitirá potenciar esa abundancia. Si eres tacaño, el dinero reflejará a un más esa actitud tuya.

En definitiva, saber que el dinero es importante para ciertas cosas en la vida, cuidarlo y enfocarte en crecerlo, son señales claras que indican que tendrás dinero en tu futuro.

5. Inviertes en tu educación financiera

¿Cómo pretendes tener dinero en el futuro, sino destinas recursos y tiempo a formarte en esta materia? El dinero y su administración, como cualquier otro campo, requiere estudio, formación y análisis.

¿Cuándo fue la última vez que destinaste tiempo a leer un libro de finanzas personales o asistir a un evento de la materia?

La invitación con esta pregunta es que destines parte de tus recursos a formarte en tu educación financiera; aprende cómo ahorrar dinero, cómo invertirlo y que trabaje para ti, entiende cómo funcionan las deudas y desarrolla la mentalidad indicada para atraer abundancia a tu vida.

6. Tienes una inversión a largo plazo

La construcción de la riqueza es algo que toma tiempo, esta no sucede de la noche a la mañana.

Entonces, si entre tus objetivos está tener dinero a futuro en abundancia, tendrás que tener objetivos alineados con este horizonte de tiempo.

Esto quiere decir que debes tener una inversión a largo plazo, la cual si bien no tiene frutos a corto plazo, si te dejará grandes ganancias a futuro.

Para esto puedes realizar inversiones en la bolsa de valores a través de un fondo indexado, invertir en propiedad raíz pagando tu primer apartamento a cuotas, o invertir en algún negocio con buenas proyecciones a futuro.

7. Te enfocas en tener varias fuentes de ingreso

Tu riqueza a futuro no puede depender exclusivamente de una fuente de ingresos. ¿Qué pasa si pierdes esa única fuente? ¿Qué pasaría con tus planes económicos a futuro?

Una señal clara que tendrás dinero en el futuro es que trabajas para construir varias fuentes de ingreso. Esto implica que tienes muy claro cómo funcionan los ingresos pasivos.

Si actualmente dependes de una sola fuente de ingresos, aquí te quiero compartir algunas ideas para crear nuevas fuentes:

  • Crea un sitio web y monetiza tu pasión en línea
  • Ten un trabajo extra durante tus fines de semana
  • Vende aquello que ya no utilices
  • Date de alta en plataformas de freelance
  • Invierte en la bolsa de valores
  • Inicia un negocio en tus tiempos libres

8. Entiendes las deudas y cómo sacarles provecho

No todas las deudas son malas, y si sabes cómo utilizarlas, esto es una señal clara que tendrás dinero en el futuro.

Las deudas buenas son aquellas que te generan un retorno suficiente para pagar los intereses y te dejan un excedente. ¿Para qué sirven este tipo de deudas? Para apalancarte con el dinero de los demás e invertir en tu futuro.

Cuando consideras la deuda buena, dejas de limitarte a tu presupuesto y se te abre la mente a nuevas oportunidades de negocio.

Ahora bien, también existen las deudas malas, y son aquellas con una tasa de interés considerable que no te están generando ningún rendimiento personal.

Si tienes este tipo de endeudamiento (tales como tarjetas de crédito), la invitación es que aprendas cómo salir de deudas antes de comenzar a ahorrar dinero, y revises tu estilo de vida.

9. No te da miedo tomar riesgos (calculados)

Lo primero que debes saber es que en la vida, de vez en cuando, se presentan grandes oportunidades que pueden cambiar tu rumbo. Así que asegúrate de tener el capital suficiente para aprovechar cuando estas oportunidades se presenten.

Con esto no te estoy diciendo que asumas riesgos innecesarios por el simple hecho de que «el que no arriesga, no gana».

Todo lo contrario, asume riesgos cuando tengas muy claro cuál es el potencial de ganancia y también conoces las consecuencias si las cosas no salen como esperas.

Entonces, para asumir riesgos calculados que pueden brindarte grandes ganancias:

  1. Ten el capital dinero suficiente para poder aprovecharlos (punto numero uno de esta lista),
  2. Conoce el potencial de ganancia y su probabilidad de ocurrencia,
  3. Calcula cuál es su costo de oportunidad,
  4. Y finalmente, estima qué sucedería dónde el escenario más pesimista se haga realidad.

10. Entiendes el concepto del capital social

Si tienes claro la importancia del capital social e inviertes en él, esto es una señal clara de que tendrás dinero en el futuro.

Cuando dominas este concepto, entiendes que el dinero y el conocimiento no son suficientes para que nuevas puertas se abran en la vida. Hace falta algo más, y que es definitivo, conocer a las personas indicadas.

El networking es fundamental para construir tu riqueza, pues cuando conoces a las personas indicadas se te abren nuevas puertas, se te presentan oportunidades de negocio a las que antes no tenías acceso y la sinergia que se crea a partir de estas conexiones, es invaluable.

Respecto a esto último, no solo se trata de acceder a nuevas oportunidades. También se trata de conocer nuevos puntos de vista, ver negocios donde antes no los veías y pensar de una forma que antes no considerabas.

La invitación es muy sencilla: Una acción inmediata para mejorar tus finanzas es que comiences a conocer nuevas personas por fuera de tu círculo social. Construye tu capital social, pues este es un pilar fundamental dentro de tu estructura de riqueza.

11. Tus gastos son calculados, no impulsivos

¿Tienes un presupuesto personal? ¿Sabes cuánto dinero gastas cada mes y en qué lo gastas? Dominar tus finanzas personales actuales es una señal clara de que en el futuro tendrás dinero.

Cuando evitas gastos hormigas innecesarios que te empobrecen, cuando controlas tus impulsos y no realizas compras emocionales, se te abren nuevas oportunidades:

  • Tienes un mayor margen para ahorrar e invertir tu dinero,
  • Y se te facilita las compras que realmente quieres hacer, pues tendrás más capital disponible.

Entonces, si quieres construir tu riqueza y patrimonio, te tengo dos invitaciones: 

  1. Desarrollar tu presupuesto personal que sea fácil de cumplir y monitorear.
  2. Revisa mentalmente a qué se deben esas compras emocionales que poco tienen que ver con tus finanzas y están más relacionadas con tu interior.

12. Utilizas el sistema bancario, en lugar de este a ti

Finalmente, el sistema bancario tiene muchas posibilidades para explorar cuando entiendes cómo funciona y lo utilizas a tu favor.

Por ejemplo te pregunto, ¿cuando sacas una tarjeta de crédito y te endeudas a 24 cuotas, estás utilizando el sistema bancario o este te utiliza a ti?

Ahora, si se te presenta una oportunidad de inversión y no cuentas con el capital necesario, y decides acudir a una entidad financiera que te ofrece buenas tasas, ¿lo estás usando o este a ti?

El mensaje es claro: apaláncate en el sistema bancario para crecer tus inversiones. Evita todos aquellos productos que te ofrecen «beneficios» y enfócate en cumplir tus metas financiera de largo plazo.

Si revisando estas señales, cumples con algunas y tienes otras para mejorar, enfócate en ellas para que comiences a trabajar en tu libertad financiera a futuro. Sin duda, estos puntos son señales claras que, tarde que temprano, tendrás dinero en tu futuro.